DMsolar | paneles solares | sistemas fotovoltaicos



Hemos estado hablando constantemente de celdas solares México, cuánta es la energía que puede llegar a generar y cómo el uso de las mismas nos beneficia día con día. Sin embargo, también nos parece pertinente conocer un poco más de nuestra materia prima de trabajo: el sol.

Ciertamente lo vemos todos los días y estamos tan acostumbrados a él que casi no prestamos atención a los pequeños detalles que lo hacen tan maravilloso y benéfico para nosotros. Y es que sin el astro solar, simplemente no habría una civilización moderna tal como la conocemos.

Desde parques y casas, hasta escuelas han instalado paneles solares, es por eso que en el artículo de hoy, DMSolar junto con alumnos egresados del Colegio del Valle quienes disponen de páneles solares en su institución, vamos a compartir diez datos curiosos que probablemente no conocías sobre el sol
  1. La energía solar se viene aprovechando desde tiempos ancestrales, tan sólo basta con recordar los relojes que calculaban la hora según la posición de la sombra que proyectaba el sol. Además, astrólogos egipcios y prehispánicos se concentraban no sólo en la observación de las estrellas y del sol para poder establecer los mejores tiempos para la cosecha. Otra aplicación práctica podría ser para tratar pieles ya sea para el consumo de los humanos o para crear ropa o accesorios de trabajo.

  2. Ciclo de vida del sol: se compone de 14 etapas, desde el momento que nace hasta que va creciendo, aumentado cada vez su masa hasta convertirse en una súper estrella. El calentamiento del sol irá aumentando de manera gradual hasta convertirse en una gran esfera roja, llegando al punto más álgido de vida para posteriormente irse apagando, hasta llegar a ser una estrella enana blanca y finalmente morir. El sol cuenta actualmente con un poco más de 4600 millones de años de existencia y apenas se ubica en la escala número 4-5 de su periodo de vida, por lo que tendremos sol para rato.

  3. Todos sabemos que la Tierra se mueve en órbita alrededor del sol, y gracias a eso podemos establecer periodos de tiempo como el día y la noche o las diferentes estaciones del año, sin embargo también el Sol cuenta con sus propios movimientos, aunque realmente no son perceptibles para nosotros. El astro mayor se mueve en relación con la vía láctea y como resultado se produce un fenómeno de magnetismo en el que nuestro sistema solar completo sigue la trayectoria del sol. Para poder terminar el recorrido de la órbita de la galaxia, al sol le toman 230 millones de años.

  4. La Tierra cuenta con un eje magnético que le sirve para poder controlar diversas acciones atmosféricas, entre ellas la gravedad, pero también es un escudo muy importante contra las tormentas solares. Estos fenómenos se producen en la superficie del sol, causados por diversas reacciones químicas de sus componentes. Muchas veces las tormentas pueden ser tan grandes que recorren varios kilómetros. Algunas de ellas pueden llegar a la Tierra, pero la ubicación del eje magnético las repele inmediatamente. Sin embargo, este eje cambia de orientación cada cientos de años, y durante el momento en que se ajusta la Tierra, queda sin protección frente a las llamaradas de las tormentas solares. Para el mundo moderno, la afectación sin duda sería importante, pues todos los sistemas electrónicos se verían dañados a causa de las tormentas solares. Los especialistas ya se encuentran trabajando para poder prevenir estos daños, e incluso poder darle vuelta, diseñando celdas solares México que pudieran captar y almacenar esa energía extra.

  5. No sólo la Luna, el Sol también es responsable de las mareas, pues durante el día también suceden diversos fenómenos gravitacionales que cambian las bajas o altas olas, según la posición del Sol respecto a la Tierra.

  6. Podría verse al Sol como un enorme coctel de componentes químicos y físicos: tan sólo en la fotósfera podemos encontrar hidrógeno, magnesio, helio, hierro, azufre, entre otros minerales. Debido a la proliferación de diversos metales, así como las condiciones a las que se encuentran sometidos, los científicos han podido identificar partículas de oro en su superficie.

  7. A nivel sociocultural, el Sol y la Luna siempre han tenido un lugar muy importante, no sólo como un elemento práctico que nos permite vivir, sino que a través de la simbología podemos incorporarlo en nuestra historia, prácticas culturales y artísticas. Ra, Quetzalcóatl, Helios, Apolo, son algunas de las representaciones mitológicas que ha tenido el Sol en las distintas civilizaciones que han conformado la historia de la humanidad, y siempre con una posición privilegiada, algunas veces relacionadas con la resurrección, las artes, e incluso, la guerra.

  8. El Sol está conformado principalmente por una combinación diversa de gases, no es un astro completamente sólido como lo es un planeta, por lo tanto, puede decirse que cuenta con diversas partes, moviéndose a velocidades diferentes, pero de manera continúa. Esto es porque la densidad de los gases así como de sus combinaciones varía considerablemente, causando esta curiosa reacción en la traslación del mismo.

  9. Son tres elementos que son aprovechados por las celdas solares México: la radiación, la luz y el calor emitido. Tienen que ser colocadas en áreas externas y en terrenos donde puedan captar la luz solar sin ningún tipo de obstáculo. Las celdas no sólo se ocupan de captar la luz, sino de transformarla o movilizarla a circuitos de almacenamiento.

  10. Finalmente, aunque el Sol es la estrella y el elemento más importante del sistema solar, su tamaño es muy pequeño si lo comparamos con la vastedad del universo, pues gracias a los satélites se han podido identificar estrellas que son 100 veces más grandes que nuestro astro rey.

¿Qué te parecieron estos detalles? Sumamente sorprendentes, ¿no crees? Te invitamos a seguir visitando nuestro blog para conocer más sobre el Sol, la energía sustentable y las celdas solares México.