Mitos de la Energía Solar



Como en nuestro país aún no se ha logrado una inmersión más profunda en las tecnologías renovables surgen ciertas creencias mal concebidas que la disminuyen frente a las opciones convencionales. Por lo tanto, las personas rechazan estas nuevas alternativas por no considerarlas tan eficaces o funcionales como las otras. Es por eso que el día de hoy hemos preparado un artículo muy especial en el que queremos eliminar estos prejuicios o mitos que han surgido alrededor de los paneles solares en México con la esperanza de que más usuarios pueden sentirse seguros al momento de considerar o cotizar los servicios industriales de empresas como DM Solar.

Sólo es utilizable durante el día.


Esta es quizás una de las concepciones más falsas que puedan existir alrededor de la energía solar, pues generalmente se piensa que la captación a través de celdas solares México sólo se puede realizar durante las mañanas o en días con mucho sol. Lo que no se sabe es que el sistema fotovoltaico también está conformado por otras dispositivos que se encargan de procesar y almacenar (palabra clave para desmentir el mito) toda la energía capturada. Además, no sólo se reciben los rayos de sol convencionales y que nosotros logramos percibir, sino que también se captan rayos ultravioleta, los cuales se hacen presentes incluso en los días más nublados. Así que, si el sistema fue diseñado e instalado de manera adecuada podrá surtir de electricidad los 365 días del año y las 24 horas del día.

Su aplicación sólo es funcional en espacios industriales o de gran tamaño.


Quizás en un principio fue así. Incluso en un artículo anterior mencionamos que la primer salida funcional de los paneles solares en México se lleva a cabo en los laboratorios donde son desarrollados, sin embargo, es importante mencionar que en la actualidad se han implementado paneles solares en oficinas o casas habitación. Japón es un ejemplo de esta última consideración. En lo que respecta a nuestro país, quizás aún no sea muy popular encontrar casas con un sistema completamente solar, pero sí hay sistemas híbridos y ya hay pequeños proyectos inmobiliarios que van implementando celdas solares. Conforme vaya avanzando la industria podremos llegar a la aplicación de manera masiva, pero ciertamente son adaptables a grandes, pequeños o medianos proyectos habitacionales.

Son de precio inaccesible.


Ciertamente hasta ahora el precio de la instalación de un sistema solar puede ser solventado por ciertos sectores comerciales, empresariales e inmobiliarios. Sin embargo, más que verse como un enorme gasto debe comenzar a considerarlo como una inversión pues a largo plazo el dinero invertido no sólo regresa sino que se comenzará a ahorrar cantidades importantes en lo que respecta a las facturas eléctricas. Otra característica que compensa su aparentemente elevado costo es que generalmente necesitan de poco mantenimiento y si se trabaja con un profesional, las partes físicas serán duraderas. Por otro lado, el costo del sistema solar va a depender del tamaño del proyecto pues son diseñados con base a los hábitos de consumo. Si en tu casa sólo viven dos personas el precio de instalación no será el mismo que el de una gran empresa o una planta de producción pues sus necesidades energéticas no son las mismas.

Nuestro país no cuenta con las condiciones necesarias para desarrollar energía renovable.


La localización geográfica de nuestro país resulta privilegiada frente a otros grandes productores, pues gozamos de un ambiente diverso altamente tropical en el que los paneles solares pueden tener un alto rendimiento. Entonces, ¿por qué países europeos mucho más fríos tienen mayor consumo de energía solar en comparación con nuestro país? Porque la falta de comprensión y educación frente a las energías renovables nos hace pensar que no podríamos producir buenos resultados con otras opciones. El peso de ser un país altamente petrolero parece ensombrecer las grandes oportunidades de desarrollar una industria de energía solar mucho más fuerte. Afortunadamente, es una concepción que se va disolviendo poco a poco. Por último: nuestro país cuenta con dos instituciones muy importantes dedicadas a la investigación, formación y producción de sistemas solares, así que es un terreno bastante prolífico para nosotros.

Sólo sería benéfico para gente con altos recursos económicos.


Todo lo contrario, una de las proyecciones a futuro es poder implementar sistemas de paneles solares con éxito en zonas donde la energía eléctrica no ha podido llegar por la dificultad de su acceso o por estar muy lejos de las plantas de producción convencionales. Estos proyectos serían impulsados por instituciones gubernamentales y privadas interesadas en mejorar la calidad de vida de estas personas. De la misma forma se les capacitaría para que pudieran operarlos de manera adecuada. En realidad hay muy pocos límites respecto a qué sectores de la sociedad pueden verse beneficiados gracias a las energías limpias.

Estos son los cinco mitos más comunes que podemos encontrar allá afuera. Esperamos que con estas breves explicaciones hayamos puesto un poco más de luz respecto a estos temas un tanto controversiales. Mientras más gente sepa cómo funciona en realidad la energía solar, más oportunidades tendremos de desarrollar los medios para hacer uso de recursos renovables masivamente.

Como ya lo hemos expuesto en otras ocasiones, entre más grande sea la adquisición comercial de estos métodos de energías, la industria de la energía solar irá creciendo y favoreciendo a miles de familias y empresas al disminuir el costo general de su implementación, promoviendo el inicio de una etapa en la que se pueda ir remplazando a los métodos convencionales, lo que significaría un gran ahorro para los usuarios y paralelamente, una mejora de las condiciones ambientales de nuestro planeta.

Si tienes alguna otra duda o mito relacionado con los paneles solares con gusto te ayudamos a resolverlo.

¡Hasta la próxima!